NO A LA PAPELERA

abril 14, 2008

Centro clandestino de detención "La Escuelita"

Neuquén: Restos óseos en tierras que eran del Ejército – 14/04/2008

Se encontraron en el predio de las 127 hectáreas que pertenecía al Ejército. Hay dudas sobre algunas piezas que podrían ser humanas. Investiga el juez federal Guillermo Labate.

Investigadores federales y provinciales seguían trabajando este domingo en un lugar del predio de las 127 hectáreas transferidas por el Ejército a la provincia, donde cuando se estaba alisando el terreno para construir una cancha de rugby, se encontraron restos óseos, algunos de los cuales podrían ser humanos.

La noticia, que fue publicada por los diarios regionales en su edición dominical, hizo referencia a que el lugar está ubicado a poca distancia de donde funcionó “La Escuelita”, un centro de detención clandestina de la dictadura militar, que inscribió un página negra en la historia de la región y que está investigada para ser llevada a juicio actualmente por el juez federal Guillermo Labate.

Fue precisamente este magistrado quien se hizo presente el sábado en el lugar del hallazgo. “Colectamos algunos huesos que podrían ser compatibles con restos óseos humanos. El lunes parten a Buenos Aires para ser analizados”, explicó Labate desde el campamento que se había montado en el predio antes llamado Los Polvorines y ahora conocido como Ciudad Deportiva, según publica el diario La Mañana de Neuquén.

Según se refirió, hace unos días trabajadores de la Ciudad Deportiva –un emprendimiento iniciado por el anterior gobierno de Jorge Sobisch- removieron tierra para hacer una cancha de rugby del Club Patagonia de Neuquén.

Después de varias pasadas con las máquinas, los hombres advirtieron una gran cantidad de huesos que estaban enterrados en el predio.

El juez Labate fue cauto en sus apreciaciones. “Tenemos un hueso que podría ser un radio, aunque no se sabe si es de animal o humano”, remarcó.

También se encontró en el lugar una moneda de un peso del año 1975, según confirmaron distintas fuentes.

El predio de las 127 hectáreas estuvo destinado a los polvorines del Ejército Argentino en Neuquén, hasta que se firmó un convenio entre el gobierno de Jorge Sobisch y la Fuerza, por el cual se cedió el lugar a la provincia, a cambio de la construcción por parte del Estado neuquino de polvorines en otra zona de Neuquén.

El lugar fue destinado a recrear una zona de pulmón verde, construcciones para prácticas deportivas, centros culturales –ya funciona la Escuela de Bellas Artes- y una nueva sede para la Jefatura de Policía.

Actualmente está en litigio con grupos piqueteros que pretenden que una parte sea destinada a loteos sociales y construcción de viviendas.

Anuncios

abril 4, 2008

Otro basural que se cierra

CONCRETARON EL CIERRE DE UN BASURAL CLANDESTINO – 04/04/2008

IVOSKUS JUNTO AL GOBERNADOR SCIOLI CONCRETARON EL CIERRE DE UN BASURAL CLANDESTINO

Ubicado detrás de las unidades penitenciarias del Camino del Buen Ayre, el predio contenía residuos de diversas características.

En su visita, Scioli volvió a elogiar al Intendente Municipal de General San Martín y afirmó estar dando “un paso más” en el marco del cierre de estos predios. Ivoskus, consideró que estos basurales a cielo abierto representan la “contracara del progreso”.

El Intendente Municipal de General San Martín Dr. Ricardo Ivoskus junto al Gobernador Bonaerense, Daniel Scioli, llevaron adelante este mediodía el acto de cierre y erradicación de un basural a cielo abierto en la localidad de José León Suárez, el sexto de toda la serie ya clausurada por el gobierno provincial.

Detalladamente, el basural eliminado se ubica detrás de las Unidades 46, 47 y 48 del Complejo de Unidades Penitenciarias de San Martín, lindantes con el la calle Debenedetti y el Camino del Buen Ayre; posee una extensión de 3 hectáreas y contiene residuos de diversas características. Para su cierre, se ha realizado un trabajo coordinado con el Municipio de General San Martín y también con el Ministerio de Justicia.

Durante el acto el gobernador señaló, ante los medios de prensa, su satisfacción “por estar dando un paso más en este plan de cierre de basurales”, de los que, según informó, aun quedan más de 100 en el conurbano.

Scioli, enfatizó que este tipo de actos de clausura de basurales muchas veces son solicitados por Intendentes de los respectivos distritos: “No es novedad que Ivoskus gobierna día a día por la recuperación integral de General San Martín.

Por eso estamos aquí, cerrando este basural y deseando que otros distritos imiten a este”.

En rueda de prensa posterior al cierre, Ivoskus destacó el programa impulsado por la provincia y se comprometió a dinamizar, desde la comuna, todas las acciones inherentes al cierre de estos sitios dentro de los límites del municipio de General San Martín, ya que, según aseguró el jefe comunal, “representan la contra-cara del progreso”. «»

agosto 7, 2007

EL CRIMINAL SACERDOTE CATÓLICO VON WERNICH

SE REANUDO EL JUICIO EN LA PLATA CONTRA EL EX CAPELLÁN POLICIAL ASESINO DE LA DICTADURAEl País

En qué estado está el juicio oral al criminal ?

Von Wernich: otro testimonio lo vinculó con la represión ilegal

Uno de los testigos dijo que sufrió, de parte del cura, la peor de las torturas, la moral.

TESTIMONIO. FERNANDO SCHELL ENTRA A DECLARAR, AYER, CONTRA VON WERNICH. TORTURADO, RECIBIÓ LA VISITA DEL CURA.

“Vos andabas poniendo bombas, hacías las cosas mal y cuando salgas, si salís, te van a rechazar”. En 1977, estas palabras del ex capellán policial Cristian Von Wernich dolían en la sien de Fernando Schell mucho más que la picana.

Schell permanecía secuestrado en la Brigada de Investigaciones de Quilmes y había escuchado de la presencia de “El Cuervo”, como conocían algunos presos al sacerdote, pero el 9 de febrero de 1978 estuvo frente a frente.

La insistencia del cura era por su presunta actividad guerrillera. Schell era un militante periférico de la Juventud Peronista. “Yo voy a salir porque no hice nada”, respondió entonces el preso ilegal.

Schell narró el encuentro con Von Wernich al Tribunal Nø 1 de La Plata, donde el sacerdote es juzgado por su presunta responsabilidad en crímenes de lesa humanidad. Está acusado de 7 homicidios, 42 secuestros y 31 casos de tortura.

El testimonio involucró directamente al religioso en el sistema de represión ilegal de la dictadura militar. Le asignó un rol, pero aún es imprecisa su responsabilidad directa en los delitos imputados. Hasta ahora, los testimonios le asignaban tareas de informante a partir del uso del sacramento de la confesión o de su actividad pastoral.

Ayer, además, Schell le atribuyó a von Wernich crueldad psicológica para quebrar el espíritu de los detenidos. “Pese a los golpes y las picanas, la peor tortura la sufrí de este señor, la tortura moral. Lo recuerdo -agregó Schell- y aún me duele que un sacerdote haga estas cosas. No era un cura, era un hijo de puta”.

Von Wernich no tiene obligación de estar en la sala de audiencias. Permaneció en la alcaidía de tribunales, a resguardo de palabras fuertes. En todo este tiempo, Von Wernich no alteró sus gestos. Adopta la misma actitud de aquellos días cuando, según Schell, algún detenido reprochaba su peligrosa cercanía con los responsables de la tortura.

“En una oportunidad le dije que era un cura con jinetas, un hijo de puta, que bendice armas para que otros maten y que no era él quien debía juzgarme, sino su Jefe, por Dios, si es que lo tenía; y le aseguré que si después me torturaban no me importaba”, declaró ayer Schell. “Después, sin decir palabra, Von Wernich se levantó. Nunca más lo vi y a los doce días me liberaron”.

El tiempo borró el testimonio de su paso por la mazmorra. Una tarde, con la moneda que los captores habían dejado en el bolsillo de su pantalón, Schell grabó en la pared húmeda de la celda “Mamá” y “Ana”, su novia. “Eran los dos amores de mi vida”, alcanzó a contar a los jueces antes del quebranto inevitable.

Desde hace semanas, sus movimientos como “testigo protegido” son controlados por un sistema de vigilancia satelital, a través de un microchip.

Blog de WordPress.com.