NO A LA PAPELERA

octubre 10, 2007

Muchos habran encontrado un poco de paz

“El cura del diablo”

Ayer 9 de Octubre de 2007 a las 19:45 hs. aprox., muchas víctimas de este infame criminal, tal vez hoy tengan un poco de paz.

El sacerdote criminal Christian Federico Von Wernich fue considerado partícipe y coautor de secuestros, torturas y asesinatos durante el terrorismo de Estado. El tribunal destacó que fueron hechos cometidos en el marco de un genocidio. Fue la primera condena de este tipo contra un miembro de la Iglesia, que hizo un tibio pronunciamiento y aún no lo sancionó.

La sala del Tribunal Oral de la Plata se transformó ayer en una improvisada celebración para los organismos de derechos humanos, cuando el presidente del jurado que enjuició al ex capellán de la Policía Bonaerense leyó la sentencia que condenaba al religioso a “reclusión perpetua e inhabilitación para ejercer cargos” de por vida.

Carlos Rozanski, Horacio Isaurralde y Norberto Lorenzo dieron el veredicto por los delitos de lesa humanidad cometidos por el sacerdote Christian Von Wernich, “enmarcado dentro del genocidio ocurrido en el país entre 1976 y 1983”. En la sentencia, también quedó explícito que cumplirá la condena en la cárcel de Marcos Paz.

La condena a reclusión perpetua para Christian Von Wernich fue recibida con satisfacción por las Madres de Plaza de Mayo.

Partícipe necesario en la privación ilegal de la libertad agravada de 34 personas y coautor de la aplicación de tormentos agravados de 31. Coautor de la privación de la libertad agravada y del homicidio triplemente calificado de siete personas. Por esos hechos, “delitos de lesa humanidad cometidos en el marco del genocidio que tuvo lugar en la Argentina entre 1976 y 1983”, fue condenado ayer a reclusión perpetua el ex capellán de la policía bonaerense Christian Federico Von Wernich. Fue la primera sentencia contra un miembro de la Iglesia por violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura. Fue recibida con aplausos, llantos, lágrimas y abrazos dentro de la sala de audiencias. El Episcopado se limitó a reiterar un viejo pronunciamiento en el que se señalaba que si miembros de la Iglesia participaron de la represión, lo hicieron bajo su responsabilidad personal.

La Iglesia no lo condenó

La Conferencia Episcopal Argentina que preside Jorge Bergoglio señaló anoche que la sentencia debe servir para “la reconciliación” y “es un llamado para alejarse tanto de la impunidad, como del odio y el rencor”, al tiempo que expresó su “dolor” por la “participación de un sacerdote en delitos gravísimos”.

La Iglesia Católica reflotó además la posición adoptada en 1995 cuando la Conferencia planteó que si un miembro de la Iglesia hubiera avalado “la represión violenta, habría actuado bajo su responsabilidad personal”.

El comunicado de la Conferencia Episcopal Argentina expresó que “los pasos que la Justicia da en el esclarecimiento de estos hechos, deben servir para renovar los esfuerzos de todos los ciudadanos en el camino de la reconciliación y son un llamado a alejarnos tanto de la impunidad, como del odio y el rencor”.

El comunicado lleva la firma de Bergoglio; del vicepresidente primero de la Conferencia y arzobispo de Tucumán, Luis Villalba; del vice segundo y obispo de Lomas de Zamora, Agustín Radrizzani y del secretario general y obispo de San Miguel, Sergio Fenoy.
Por otra parte, el obispado de 9 de Julio dará a conocer una posición sobre el caso, que podría llegar a una sanción de inhabilitación de por vida para ejercer el ministerio.

DÓNDE ESTÁ TU “PACIFICACIÓN”, BERGOGLIO ?????

septiembre 3, 2007

BERGOGLIO Y VON WERNICH – UNA EXTRAÑA PAREJA

Von Wernich: testigo criticó a Bergoglio por su “silencio”fuente

Estela De la Cuadra, que hoy declaró en el juicio que se le sigue al ex capellán de la Policía Bonaerense, dijo que el cardenal participó en una gestión para conocer el paradero de su hermana desaparecida. El Tribunal Oral Federal de La Plata rechazó el pedido para que declare Etchecolatz

Una testigo reveló hoy ante el Tribunal que juzga por delitos de lesa humanidad a Christian Von Wernich que el cardenal Jorge Bergoglio intervino para intentar ubicar a sus familiares desaparecidos, aunque le reprochó el “silencio” que guarda sobre el juicio que se le sigue al ex capellán de la policía bonaerense.

La mención sobre la participación de Bergoglio la hizo Estela De la Cuadra, quien contó a los jueces que esa intervención tenía como objetivo obtener información sobre su hermana Elena, capturada a principios de 1977, de su cuñado, Héctor Baratti, y de su sobrina, Ana Libertad, nacida en el centro clandestino de detención que funcionó en la comisaría quinta de La Plata.

La mujer aseguró que “mis padres se reunieron en 1978 con Bergoglio en Buenos Aires con la intención de que les diera información sobre Elena y Ana Libertad”, esta última nacida en cautiverio.

De la Cuadra mencionó una serie de gestiones que dos de sus hermanos hicieron en el Vaticano con el cardenal Pedro Arrupe, de la orden de los jesuitas, quien derivó las negociaciones al cardenal Bergoglio cuando a mediados del año 1978 se encontraron en Brasil.

Arrupe fue entrevistado en Roma por Luis Eduardo y Soledad De la Cuadra, que estaba exiliados en Europa.

“En esa oportunidad, Arrupe les dijo a mis hermanos que en unos días más, cuando se juntara con Bergoglio en Brasil, por una reunión de los sacerdotes de esa orden, le encomendaría que ayudara a mi familia”, explicó.

La testigo relató que a la vuelta de Brasil, Bergoglio se entrevistó con sus padres y los derivó al sacerdote Mario Piqui. “Esa fue la primera y la última vez que tuvieron contacto con Bergoglio”, apuntó la mujer.

“Piqui era un cura muy ligado a algunas familias que habían sufrido la desaparición de seres queridos, que se dedicaba a contenerlos”, dijo De la Cuadra.

Contó que “con ese cura tuvieron mis padres algunas entrevistas y por él lograron saber que la nena (Ana Libertad) había sido entregada a un matrimonio que no podía tener hijos”.

“Eso fue todo lo que les dijo sobre la nena y que la desaparición de Elena y Héctor era irreversible”, agregó.

En su testimonio ante el Tribunal Oral Federal (TOF), De la Cuadra cuestionó a Bergoglio y lo criticó por no haberse pronunciado contra los crímenes cometidos durante la dictadura.

Dijo que “es llamativo el silencio que mantiene” el cardenal Bergoglio con respecto a la situación del ex capellán Von Wernich, acusado de haber participado de las torturas que se realizaban en los centros clandestinos de detención.

“El silencio de Bergoglio es atronador y vergonzoso. ¿Dónde está Bergoglio? ¿No tiene una palabra para decir sobre este juicio?”, dijo De la Cuadra.

“Me irrita cuando (Bergoglio) se preocupa de los derechos de los niños por nacer, pero no lo conmueven los horrores cometidos por la dictadura militar y la gente que avaló la represión”, destacó la testigo.

En el caso De la Cuadra, un sobreviviente, Luis Velasco, relató días atrás al Tribunal que estando cautivo en la comisaría quinta junto a Héctor Baratti, supo por éste que el 16 de junio de 1977 su mujer, Elena De la Cuadra, también alojada allí, dio a luz una beba.

Días después del parto, Baratti mantuvo un altercado con el sacerdote Von Wernich, durante una visita del cura a los calabozos, cuando intentó convencer a los detenidos de que no odiaran a sus torturadores y justificando los tormentos que padecían por “los daños infligidos a la patria”.

Ante esas palabras, según testimonió Velasco, Baratti preguntó al cura qué era lo que tenía que pagar su hija que tenía días, a lo cual el sacerdote le respondió que su hija “pagaba por lo que habían hecho sus padres”.

Hoy también declararon Segundo Ramón Alvarez, Francisco Domingo Fanjul y Adriana Calvo.

Calvo estuvo secuestrada en tres lugares clandestinos de detención y dio a luz a una niña a bordo de un vehículo en el que se la trasladaba de un centro a otro.

La mujer, integrante de la Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos, utilizó una presentación a través de computadora para explicarles a los integrantes del tribunal el funcionamiento de los 29 centros clandestinos de detención que integraron el Circuito Camps.

Este material ya habia sido exhibido el año pasado, durante el juicio al ex represor Miguel Etchecolatz, condendo a reclusión perpetua por genocidio

Rechazan el pedido para que declare Etchecolatz

El Tribunal Oral Federal de La Plata que juzga al ex capellán de la policía bonaerense Christian Von Wernich rechazó hoy el pedido efectuado por una de las querellas para que se cite a prestar declaración testimonial al ex director de Investigaciones de esa fuerza, Miguel Etchecolatz.

En la resolución, el tribunal consideró que “no hace al objeto del juicio” el pedido formulado para que Etchecolatz confirme una supuesta charla con el sacerdote en la que sostuvo que el testigo Luis Velazco prestó servicio como personal de inteligencia durante la última dictadura.

Sin embargo, la querella que encabeza Marcelo Ponce Núñez presentó un recurso de revocatoria, por lo que el tribunal tomará la decisión final el próximo jueves, cuando se reanuden las audiencias del juicio que se le sigue a Von Wernich por crímenes cometidos durante la dictadura.

El pedido de citación a Etchecolatz surgió la semana pasada, luego que el sacerdote ampliara su declaración y acusara al testigo Luis Velasco de difamarlo y de haber pertenecido a un servicio de inteligencia, motivo por el cual recuperó rápidamente su libertad.

En esa oportunidad, el sacerdote relató que durante la última dictadura militar el general Ramón Camps le había informado que “su pariente” en alusión a Velasco, cuya tía es prima de Von Wernich, “había prestado servicios a la policía”, sin pedir precisiones al respecto.

“Ahora, estando alojado con el comisario Etchecolatz, le pregunté qué servicios prestó este señor Velasco Black a la policía, y él me dice “el señor Velasco Black pertenecía al Batallón 601 de Inteligencia del Ejército Argentino’‘, había dicho Von Wernich ante el tribunal.

Blog de WordPress.com.