NO A LA PAPELERA

enero 10, 2008

Gauchito Gil – Creencias paganas

Unos 150.000 argentinos peregrinan al santuario del “Gauchito Gil” – 10/01/2008

Unos 150.000 fieles peregrinaron el martes hasta el santuario del llamado “Gauchito Gil”, en la provincia de Corrientes (noreste), para rendir culto a una suerte de Robin Hood argentino, al cumplirse un aniversario de su muerte, según los organizadores.

La celebración se llevó a cabo “con normalidad y sin incidentes” pese a la multitud y el tránsito que llegó de distintos puntos del país, dijo Luis Roldán, interventor del Centro Recreativo Devotos de Antonio Gil, a cargo de la organización.

Sólo algunos peregrinos que hicieron cola durante varias horas para poder tocar la tumba de su venerado sufrieron deshidratación y malestares y debieron ser atendidos en un centro de salud en una jornada donde la temperatura alcanzó los 45 grados centígrados.

Antonio Mamerto Jesús Gil, conocido como el Gauchito Gil, es venerado como supuesto realizador de milagros y considerado un santo por sus seguidores. Su tumba, ubicada al borde de una carretera cerca de la ciudad correntina de Mercedes, es visitada por centenares de miles de personas, en particular cada 8 de enero, fecha de su muerte en 1878.

Según la leyenda popular, el Gauchito Gil fue degollado por una patrulla policial rural tras años de perseguirlo por considerarlo un delincuente. El Gauchito era un desertor del Ejército, convertido en bandido rural, ya que robaba ganado, parte del cual repartía entre los pobres.

Su mito se popularizó al punto de que en todas las carreteras argentinas se erigen pequeños santuarios de homenaje al “Gauchito Gil” para proteger a los viajeros y que se distinguen por el color rojo de su vestimenta y de las cintas y las velas que les colocan.

También es venerado y considerado uno de ellos por los presos comunes.

La Iglesia Católica no reconoce a Gil como un santo, pero desde hace algunos años un sacerdote realiza una misa en su memoria en la parroquia local cada 8 de enero. En 2004, el obispo de la ciudad correntina de Goya, Ricardo Faifer, fue al santuario para orar por “un hombre que se ganó el cariño del pueblo ayudando a los pobres”.

El Gauchito Gil

Antonio Mamerto Gil Nuñez, más conocido como “El Gauchito Gil” o como “Curuzú Gil” (del guaraní curuzú=cruz) es quizás uno de los Antonio Mamerto Gil Nuñez, más conocido como “El Gauchito Gil” o como “Curuzú Gil” (del guaraní curuzú=cruz) es quizás uno de los más importantes representantes de lo que Marta De Paris denomina Santoral Profano Correntino (1988). Desde hace más de cien años tiene vigencia en su provincia, pero en los últimos años ha trascendido primero al litoral en especial Misiones y Formosa y luego al resto del país. Comprobamos la existencia de lugares de culto desde Salta a Ushuaia.

Es muy venerado en los sectores marginales de la delincuencia, siendo él, su santo protector.

Anuncios

Gauchito Gil – Creencias paganas

Unos 150.000 argentinos peregrinan al santuario del “Gauchito Gil” – 10/01/2008

Unos 150.000 fieles peregrinaron el martes hasta el santuario del llamado “Gauchito Gil”, en la provincia de Corrientes (noreste), para rendir culto a una suerte de Robin Hood argentino, al cumplirse un aniversario de su muerte, según los organizadores.

La celebración se llevó a cabo “con normalidad y sin incidentes” pese a la multitud y el tránsito que llegó de distintos puntos del país, dijo Luis Roldán, interventor del Centro Recreativo Devotos de Antonio Gil, a cargo de la organización.

Sólo algunos peregrinos que hicieron cola durante varias horas para poder tocar la tumba de su venerado sufrieron deshidratación y malestares y debieron ser atendidos en un centro de salud en una jornada donde la temperatura alcanzó los 45 grados centígrados.

Antonio Mamerto Jesús Gil, conocido como el Gauchito Gil, es venerado como supuesto realizador de milagros y considerado un santo por sus seguidores. Su tumba, ubicada al borde de una carretera cerca de la ciudad correntina de Mercedes, es visitada por centenares de miles de personas, en particular cada 8 de enero, fecha de su muerte en 1878.

Según la leyenda popular, el Gauchito Gil fue degollado por una patrulla policial rural tras años de perseguirlo por considerarlo un delincuente. El Gauchito era un desertor del Ejército, convertido en bandido rural, ya que robaba ganado, parte del cual repartía entre los pobres.

Su mito se popularizó al punto de que en todas las carreteras argentinas se erigen pequeños santuarios de homenaje al “Gauchito Gil” para proteger a los viajeros y que se distinguen por el color rojo de su vestimenta y de las cintas y las velas que les colocan.

También es venerado y considerado uno de ellos por los presos comunes.

La Iglesia Católica no reconoce a Gil como un santo, pero desde hace algunos años un sacerdote realiza una misa en su memoria en la parroquia local cada 8 de enero. En 2004, el obispo de la ciudad correntina de Goya, Ricardo Faifer, fue al santuario para orar por “un hombre que se ganó el cariño del pueblo ayudando a los pobres”.

El Gauchito Gil

Antonio Mamerto Gil Nuñez, más conocido como “El Gauchito Gil” o como “Curuzú Gil” (del guaraní curuzú=cruz) es quizás uno de los Antonio Mamerto Gil Nuñez, más conocido como “El Gauchito Gil” o como “Curuzú Gil” (del guaraní curuzú=cruz) es quizás uno de los más importantes representantes de lo que Marta De Paris denomina Santoral Profano Correntino (1988). Desde hace más de cien años tiene vigencia en su provincia, pero en los últimos años ha trascendido primero al litoral en especial Misiones y Formosa y luego al resto del país. Comprobamos la existencia de lugares de culto desde Salta a Ushuaia.

Es muy venerado en los sectores marginales de la delincuencia, siendo él, su santo protector.

Blog de WordPress.com.