NO A LA PAPELERA

julio 11, 2007

ENERGÍA GRATIS

Otro económico calefón solar

No pretendo que este artefacto sea la panacea pero es una buena forma de probar la eficacia del mismo y si les satisface su funcionamiento, largarse a hacer uno mejor o más sólido.






Utilizar la energía del sol – calor gratis

Calor gratis con cartuchos de gaseosa

Hacer una cajón y utilizar envases de aluminio descartable de gaseosa.

Cincuenta latas en cinco columnas de 10 concentrarán el aire hacia arriba.

Apile las latas con las dosis del pegamento y déles bastante tiempo para secarse, mantenga las columnas rectas.

Cerciórese de que usted esté perforando solamente a través de la madera, no los clavos que sostienen la madera unida.

Una vez que se secó todo, pinte cada columna con pintura negra.

Ennegrézcase para absorber lo más mejor posible el calor del sol.

En la tapa, perfore un agujero y dejé una pulgada o dos de espacio entre las tapas de las columnas y la tapa de la caja para flujo de las columnas.

Perfore el agujero del enchufe basado en el diámetro de un poco de manguera de vacío.

Si quiere mejorarlo, tape el frente con un nylon transparente o un vidrio para lograr un efecto invernadero.

















ENERGÍA GRATIS

Otro económico calefón solar

No pretendo que este artefacto sea la panacea pero es una buena forma de probar la eficacia del mismo y si les satisface su funcionamiento, largarse a hacer uno mejor o más sólido.

Utilizar la energía del sol – calor gratis

Calor gratis con cartuchos de gaseosa

Hacer una cajón y utilizar envases de aluminio descartable de gaseosa.

Cincuenta latas en cinco columnas de 10 concentrarán el aire hacia arriba.

Apile las latas con las dosis del pegamento y déles bastante tiempo para secarse, mantenga las columnas rectas.

Cerciórese de que usted esté perforando solamente a través de la madera, no los clavos que sostienen la madera unida.

Una vez que se secó todo, pinte cada columna con pintura negra.

Ennegrézcase para absorber lo más mejor posible el calor del sol.

En la tapa, perfore un agujero y dejé una pulgada o dos de espacio entre las tapas de las columnas y la tapa de la caja para flujo de las columnas.

Perfore el agujero del enchufe basado en el diámetro de un poco de manguera de vacío.

Si quiere mejorarlo, tape el frente con un nylon transparente o un vidrio para lograr un efecto invernadero.

julio 9, 2007

Calefacción por convección

El “muro Trombe”

Un muro Trombe es un muro colector de energía solar situado entre el exterior y el espacio a calentar. Es un elemento constructivo que conjuga la estrategia de captación solar y la de alta inercia térmica.

Está compuesto por una superficie vidriada o de plástico transparente, una cámara de aire de unos 10 cm y una masa térmica (hormigón, piedra o tierra).

Además se sitúan orificios de ventilación en la parte superior e inferior del muro, para permitir el paso del aire caliente de unos espacios a otros.

Usualmente su cara exterior está pintada de negro para lograr una mayor absorción de la energía solar. Durante el día la radiación solar atraviesa el vidrio y se transforma en energía térmica, llegando a alcanzar la superficie exterior del muro 65º C.

Parte de este calor se absorbe e inicia un proceso de conducción hacia la cara interna del muro.

El aire calentado en la cámara circula por convección y se introduce al interior por las aberturas superiores del muro, mientras que por las aberturas inferiores sale el aire frío.

Durante la noche las aberturas se cierran para evitar pérdidas de calor.

Además el calor de conducción ya ha alcanzado la superficie interna y se distribuye al interior por radiación.

El muro Trombe es una construcción de doble piel: la hoja interior está formada por hormigón, ladrillo tradicional o materiales pesados, con una superficie exterior oscura que actúa como absorbedor térmico y acumulador de calor; la piel externa es cristal, que a través del efecto invernadero produce el calentamiento del aire de la cavidad.


El proyecto tiene muy bajo costo si se utilizan varillas de madera para la parrilla y nylon trasparente para forrarlo, la pared se puede pintar con brea de base acuosa.

Calefón solar económico

COMO HACER UN CALEFON SOLAR CON BOTELLAS DE GASEOSAS – 23/6/2007 – fuente

En esta época de bajas temperaturas, les contamos como hacer paso a paso un calefón solar ecónómico y efectivo. Texto, dibujos y video de Rubén Ravera. Parte 1

Lo que a diario tiramos al tacho de la basura puede servir para que otros puedan vivir con algo más de comodidad. Ese es el caso de las botellas de gaseosas con las que se puede construir un calefón solar reutilizando un material caro como el PET (poli-etil-tereftalato) que hoy es usado para envasar la mayoría de las bebidas por su hermeticidad y compatibilidad con productos alimenticios.

El PET es un plástico que posee una transparencia muy alta y es resistente a distintas solicitaciones mecánicas nunca antes alcanzadas por sus predecesores. Todas estas bondades se advierten cuando uno quiere adquirir una plancha en el comercio para usarla en otra aplicación. Por ejemplo, si necesito un metro cuadrado para realizar un cerramiento nos van a pedir alrededor de cincuenta pesos en cualquier comercio del ramo lo que lo equipara en precio al vidrio o al acrílico. Por eso es un verdadero disparate estar enterrando en un relleno sanitario cientos de toneladas por día de tan caro material o en el mejor de los casos exportarlo como chatarra plástica a un país tan lejano como China a fin de derretirlo y convertirlo en polar o alfombras que nos vuelven como productos de importación a precio dólar. Es decir, este sencillo proyecto persigue que el envase se use directamente en el nuevo producto que en este caso se trata de un calefón solar para generar agua caliente.

Primeros pasos

Debemos juntar un centenar de botellas de PET de la misma capacidad y forma. Hoy existen una infinidad de marcas y para no pecar de arbitrariedad no citaremos ninguna en particular – (Figura 1).
Se debe quitar todo tipo de etiquetas adhesivas y tapas de polietileno y dejar la botella desnuda y limpia – (Figura 2).
Con una mecha de carpintero para madera y ayudados por un taladro eléctrico se perfora el fondo de la misma, justo en su centro. El diámetro de este orificio debe ser igual al diámetro interior de la boca del envase – (Figura 3).

Con un caño negro de polietileno de ¾ de pulgada se enhebran las botellas tratando de que el orificio ajuste perfectamente al tubo por el que se conducirá el agua. La botella actúa como un pequeño invernadero – (Figura 4).

La configuración del radiador dependerá del formato que se le quiera dar al calefón (ancho y largo). Se puede hacer con un solo ramal que contenga todas las botellas o dividirlo en ramales paralelos con igual cantidad de botellas. En el primer caso existe el riesgo de que si se tapa no hay posibilidad de conducir el agua por vías alternativas. En el segundo caso, el ensamblado de los tramos encarece el trabajo al usar codos y uniones “T” en los extremos – (Figura 5).

Calefacción por convección

El “muro Trombe”

Un muro Trombe es un muro colector de energía solar situado entre el exterior y el espacio a calentar. Es un elemento constructivo que conjuga la estrategia de captación solar y la de alta inercia térmica.

Está compuesto por una superficie vidriada o de plástico transparente, una cámara de aire de unos 10 cm y una masa térmica (hormigón, piedra o tierra).

Además se sitúan orificios de ventilación en la parte superior e inferior del muro, para permitir el paso del aire caliente de unos espacios a otros.

Usualmente su cara exterior está pintada de negro para lograr una mayor absorción de la energía solar. Durante el día la radiación solar atraviesa el vidrio y se transforma en energía térmica, llegando a alcanzar la superficie exterior del muro 65º C.

Parte de este calor se absorbe e inicia un proceso de conducción hacia la cara interna del muro.

El aire calentado en la cámara circula por convección y se introduce al interior por las aberturas superiores del muro, mientras que por las aberturas inferiores sale el aire frío.

Durante la noche las aberturas se cierran para evitar pérdidas de calor.

Además el calor de conducción ya ha alcanzado la superficie interna y se distribuye al interior por radiación.

El muro Trombe es una construcción de doble piel: la hoja interior está formada por hormigón, ladrillo tradicional o materiales pesados, con una superficie exterior oscura que actúa como absorbedor térmico y acumulador de calor; la piel externa es cristal, que a través del efecto invernadero produce el calentamiento del aire de la cavidad.

El proyecto tiene muy bajo costo si se utilizan varillas de madera para la parrilla y nylon trasparente para forrarlo, la pared se puede pintar con brea de base acuosa.

Blog de WordPress.com.