NO A LA PAPELERA

abril 8, 2008

Masacre de Trelew

Liberan a un acusado de la Masacre de Trelew – 08/04/2008

El juez federal de Rawson Hugo Sastre dictó la falta de mérito del brigadier retirado Ezequiel Martínez, que fue liberado

Un juez federal dictó la falta de mérito a uno de los acusados por la llamada Masacre de Trelew, como se recuerda el fusilamiento de 16 militantes de izquierda ocurrido en esa ciudad de Chubut en agosto de 1972 y, de esa manera, recuperó su libertad.

Así, el brigadier retirado Ezequiel Martínez, jerarca de la dictadura de Agustín Lanusse, fue beneficiado hoy con falta de mérito en la causa por la Masacre de Trelew y recuperó la libertad, por orden del juez federal de Rawson Hugo Sastre.

Fuentes judiciales informaron a DyN que el magistrado indagó a Martínez en esta capital durante poco más de dos horas, y luego lo benefició con la “falta de mérito” y resolvió su “inmediata libertad”, que se concretó desde los tribunales porteños.

La figura jurídica de falta de mérito significa que no hay pruebas suficientes para procesar o sobreseer a una persona, por lo que Martínez, si la Justicia lo requiere, podría seguir siendo investigado.

Martínez, ya octogenario, fue secretario de Gobierno de la dictadura autodenominada “Revolución Argentina”, de 1966 a 1973, cuyo último tramo estuvo encabezado por el fallecido general Lanusse. Y en 1973 fue candidato presidencial por la Alianza Republicana Federal, bajo el slogan “Presidente Joven”.

El juez Sastre lleva dos días en la ciudad de Buenos Aires para completar trámites vinculados con la investigación reabierta por los episodios ocurridos el 22 de agosto de 1972, cuando 16 guerrilleros murieron fusilados y tres lograron sobrevivir en la base aeronaval “Almirante Zar”, donde estaban detenidos.

Martínez explicó al juez que por el cargo que desempeñaba no tenía poder de decisión y, por ende, fue ajeno a lo ocurrido en Trelew.

El juez tiene previsto indagar también al ex ministro de Defensa de esa dictadura y abogado Eduardo Aguirre Obarrio.

La causa tuvo un importante vuelco en febrero pasado, cuando el ex cabo primero Carlos Amadeo Marandino dijo que el hecho no había sido consecuencia de un intento de fuga de los detenidos, sino un fusilamiento del que habrían participado los capitanes, ya retirados, Luis Sosa, Emilio Del Real y el prófugo Roberto Guillermo Bravo.

El imputado relató que los detenidos cantaron el Himno Nacional, tras lo cual fueron acribillados. En ese sentido, dijo que escuchó una ráfaga de ametralladoras PAM.

A esa primera balacera siguió un silencio y luego balazos intermitentes de pistola calibre 45, con los que habrían rematado a los heridos esparcidos por celdas y pasillos de la cárcel.

En ese episodio murieron los militantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) Carlos Alberto Astudillo, Alfredo Elías Kohon y María Angélica Sabelli.

También fallecieron los miembros del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) Rubén Pedro Bonet, Eduardo Adolfo Capello, Mario Emilio Delfino, Alberto Carlos del Rey, Clarisa Rosa Lea Place, José Ricardo Mena, Miguel Angel Polti, Ana María Villareal de Santucho, Humberto Segundo Suárez, Humberto Adrián Toschi y Jorge Alejandro Ulla.

Y lo mismo ocurrió con los militantes de “Montoneros” Susana Graciela Lesgart de Yofre y Mariano Pujadas.

En tanto, sobrevivieron María Antonia Berger, Alberto Camps y René Haidar, pero fueron secuestrados por la dictadura militar de 1976-1983 y siguen desaparecidos.

En esta causa ya fueron procesados Sosa, Del Real, Marandino, el contralmirante Horacio Mayorga y el capitán (re) Rubén Norberto Paccagnini.

El juez Sastre viajó a Buenos Aires para concretar las indagatorias porque los imputados que viven en Capital Federal acreditaron “estar enfermos y son personas mayores que, por su condición, no pueden viajar a Rawson”.

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.