NO A LA PAPELERA

octubre 10, 2007

Muchos habran encontrado un poco de paz

“El cura del diablo”

Ayer 9 de Octubre de 2007 a las 19:45 hs. aprox., muchas víctimas de este infame criminal, tal vez hoy tengan un poco de paz.

El sacerdote criminal Christian Federico Von Wernich fue considerado partícipe y coautor de secuestros, torturas y asesinatos durante el terrorismo de Estado. El tribunal destacó que fueron hechos cometidos en el marco de un genocidio. Fue la primera condena de este tipo contra un miembro de la Iglesia, que hizo un tibio pronunciamiento y aún no lo sancionó.

La sala del Tribunal Oral de la Plata se transformó ayer en una improvisada celebración para los organismos de derechos humanos, cuando el presidente del jurado que enjuició al ex capellán de la Policía Bonaerense leyó la sentencia que condenaba al religioso a “reclusión perpetua e inhabilitación para ejercer cargos” de por vida.

Carlos Rozanski, Horacio Isaurralde y Norberto Lorenzo dieron el veredicto por los delitos de lesa humanidad cometidos por el sacerdote Christian Von Wernich, “enmarcado dentro del genocidio ocurrido en el país entre 1976 y 1983”. En la sentencia, también quedó explícito que cumplirá la condena en la cárcel de Marcos Paz.

La condena a reclusión perpetua para Christian Von Wernich fue recibida con satisfacción por las Madres de Plaza de Mayo.

Partícipe necesario en la privación ilegal de la libertad agravada de 34 personas y coautor de la aplicación de tormentos agravados de 31. Coautor de la privación de la libertad agravada y del homicidio triplemente calificado de siete personas. Por esos hechos, “delitos de lesa humanidad cometidos en el marco del genocidio que tuvo lugar en la Argentina entre 1976 y 1983”, fue condenado ayer a reclusión perpetua el ex capellán de la policía bonaerense Christian Federico Von Wernich. Fue la primera sentencia contra un miembro de la Iglesia por violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura. Fue recibida con aplausos, llantos, lágrimas y abrazos dentro de la sala de audiencias. El Episcopado se limitó a reiterar un viejo pronunciamiento en el que se señalaba que si miembros de la Iglesia participaron de la represión, lo hicieron bajo su responsabilidad personal.

La Iglesia no lo condenó

La Conferencia Episcopal Argentina que preside Jorge Bergoglio señaló anoche que la sentencia debe servir para “la reconciliación” y “es un llamado para alejarse tanto de la impunidad, como del odio y el rencor”, al tiempo que expresó su “dolor” por la “participación de un sacerdote en delitos gravísimos”.

La Iglesia Católica reflotó además la posición adoptada en 1995 cuando la Conferencia planteó que si un miembro de la Iglesia hubiera avalado “la represión violenta, habría actuado bajo su responsabilidad personal”.

El comunicado de la Conferencia Episcopal Argentina expresó que “los pasos que la Justicia da en el esclarecimiento de estos hechos, deben servir para renovar los esfuerzos de todos los ciudadanos en el camino de la reconciliación y son un llamado a alejarnos tanto de la impunidad, como del odio y el rencor”.

El comunicado lleva la firma de Bergoglio; del vicepresidente primero de la Conferencia y arzobispo de Tucumán, Luis Villalba; del vice segundo y obispo de Lomas de Zamora, Agustín Radrizzani y del secretario general y obispo de San Miguel, Sergio Fenoy.
Por otra parte, el obispado de 9 de Julio dará a conocer una posición sobre el caso, que podría llegar a una sanción de inhabilitación de por vida para ejercer el ministerio.

DÓNDE ESTÁ TU “PACIFICACIÓN”, BERGOGLIO ?????

Blog de WordPress.com.