NO A LA PAPELERA

diciembre 20, 2007

Tu sangre puede ayudar a identificarlo

Equipo Argentino de Antropología Forense – ADN desaparecidos – 20/12/2007

Habilitan un 0-800 para identificar desaparecidos

El 0-800-333-2334 o el 5167-6500 son los números para solicitar turnos por los familiares que crean que alguno de los restos exhumados pertenece a los seres queridos caídos durante la última dictadura militar.


Con la habilitación de una línea telefónica gratuita para pedir turnos, comenzó hoy la campaña nacional para tomar muestras de sangre con el propósito de identificar en forma positiva a quiénes pertenecen los restos óseos de 600 personas desaparecidas durante la última dictadura militar.

Así lo anunciaron el titular del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), Luis Fondebrider; el jefe de gabinete del secretario de DDHH, Luis Alen, y la jefe de gabinete del viceministro de Salud, Inés Pertino, en la sala Mignone de la Secretaría de DDHH.

El 0-800-333-2334 o el 5167-6500 son los números para solicitar turnos por los familiares que crean que alguno de los restos exhumados pertenece a los seres queridos caídos durante la represión del terrorismo de Estado.

El funcionario de la Secretaría de DDHH, Alen, alertó que “no se quiere abrir ninguna expectativa entre los familiares, alguno de los cuales están ansiosos” por lograr la identificación. Fondebrider dijo que “hoy es el día uno del programa. Los hospitales de la Nación cuentan con los elementos, si se acercan a dar muestras de sangre”.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) es una organización científica, no gubernamental y sin fines de lucro que aplica las ciencias forenses -principalmente la antropología y arqueología forenses- a la investigación de violaciones a los derechos humanos en el mundo.

El EAAF se formó en 1984 con el fin de investigar los casos de personas desaparecidas en Argentina durante la última dictadura militar (1976-1983). Actualmente, el equipo trabaja en Latinoamérica, África, Asia y Europa en cinco áreas programáticas:

* investigación
* entrenamiento y asistencia
* desarrollo científico
* fortalecimiento del sector
* documentación y difusión

Sobre el EAAF

Miembros del EAAF trabajando en un sitio de San Vicente Cemetery, Provincia de Córdoba, Argentina, 2003. Foto: EAAF.

Aplicando la antropología forense y otras ciencias relacionadas, el EAAF intenta recuperar e identificar los restos de víctimas de violaciones a los derechos humanos, restituirlos a sus familiares y brindar a la justicia y comisiones investigadoras los resultados del trabajo forense.

Durante todo el proceso de investigación, el EAAF trabaja en estrecha colaboración con testigos y familiares de las víctimas.

A través de este trabajo buscamos aportar información sobre las violaciones a los derechos humanos y derecho humanitario; contribuir a la búsqueda de la verdad y la justicia, y a la reparación y la prevención de estas violaciones.

Objetivos del trabajo del EAAF

* Aplicar las ciencias forenses a la investigación y documentación de violaciones a los derechos humanos.

* Proveer esta evidencia en los procesos penales nacionales, Comisiones Especiales de Investigación y Tribunales Internacionales correspondientes.

* Asistir a los familiares de las víctimas en su derecho a la recuperación de los restos de sus seres queridos “desaparecidos”, de modo tal que puedan cumplir con los ritos funerarios y el duelo a sus muertos según cada cultura o religión.

* Colaborar en el entrenamiento de nuevos equipos en otros países donde las investigaciones sobre violaciones a los derechos humanos sean necesarias.

* Dictar seminarios sobre la aplicación de las ciencias forenses en las investigaciones de los derechos humanos para organizaciones humanitarias, sistemas judiciales e institutos forenses en distintos país del mundo.

* Contribuir a la reconstrucción histórica del pasado reciente, habitualmente oculto o distorsionado por las partes de un conflicto o las instituciones gubernamentales implicadas en los crímenes sujetos a investigación.

Contacto en Argentina:

EAAF Buenos Aires – Rivadavia 2443, 2º piso – Buenos Aires, (1034) – Argentina
phone (54 11) 4951-8547 – fax (54 11) 4954-6646 – email eaaf@eaaf.orghttp://www.eaaf.org

Anuncios

agosto 29, 2007

Otro más… y van ?

Detuvieron a un ex integrante de la “Triple A” en Salta

Detienen a un ex policía involucrado en la desaparición del ex gobernador salteño Miguel Ragone.

El vicegobernador, Walter Wayar, anunció hoy que la Policía Federal apresó a Héctor Zanetto, quien se encontraba procesado y con pedido de captura internacional por el secuestro de un ex gobernador.

Miguel Ragone, hijo de inmigrantes napolitanos y el tercero de ocho hermanos, nació en San Miguel de Tucumán un 25 de mayo de 1921.
Su cuerpo nunca apareció y pasó a la historia como el único ex gobernador democrático desaparecido de la República Argentina.

agosto 7, 2007

EL CRIMINAL SACERDOTE CATÓLICO VON WERNICH

SE REANUDO EL JUICIO EN LA PLATA CONTRA EL EX CAPELLÁN POLICIAL ASESINO DE LA DICTADURAEl País

En qué estado está el juicio oral al criminal ?

Von Wernich: otro testimonio lo vinculó con la represión ilegal

Uno de los testigos dijo que sufrió, de parte del cura, la peor de las torturas, la moral.

TESTIMONIO. FERNANDO SCHELL ENTRA A DECLARAR, AYER, CONTRA VON WERNICH. TORTURADO, RECIBIÓ LA VISITA DEL CURA.

“Vos andabas poniendo bombas, hacías las cosas mal y cuando salgas, si salís, te van a rechazar”. En 1977, estas palabras del ex capellán policial Cristian Von Wernich dolían en la sien de Fernando Schell mucho más que la picana.

Schell permanecía secuestrado en la Brigada de Investigaciones de Quilmes y había escuchado de la presencia de “El Cuervo”, como conocían algunos presos al sacerdote, pero el 9 de febrero de 1978 estuvo frente a frente.

La insistencia del cura era por su presunta actividad guerrillera. Schell era un militante periférico de la Juventud Peronista. “Yo voy a salir porque no hice nada”, respondió entonces el preso ilegal.

Schell narró el encuentro con Von Wernich al Tribunal Nø 1 de La Plata, donde el sacerdote es juzgado por su presunta responsabilidad en crímenes de lesa humanidad. Está acusado de 7 homicidios, 42 secuestros y 31 casos de tortura.

El testimonio involucró directamente al religioso en el sistema de represión ilegal de la dictadura militar. Le asignó un rol, pero aún es imprecisa su responsabilidad directa en los delitos imputados. Hasta ahora, los testimonios le asignaban tareas de informante a partir del uso del sacramento de la confesión o de su actividad pastoral.

Ayer, además, Schell le atribuyó a von Wernich crueldad psicológica para quebrar el espíritu de los detenidos. “Pese a los golpes y las picanas, la peor tortura la sufrí de este señor, la tortura moral. Lo recuerdo -agregó Schell- y aún me duele que un sacerdote haga estas cosas. No era un cura, era un hijo de puta”.

Von Wernich no tiene obligación de estar en la sala de audiencias. Permaneció en la alcaidía de tribunales, a resguardo de palabras fuertes. En todo este tiempo, Von Wernich no alteró sus gestos. Adopta la misma actitud de aquellos días cuando, según Schell, algún detenido reprochaba su peligrosa cercanía con los responsables de la tortura.

“En una oportunidad le dije que era un cura con jinetas, un hijo de puta, que bendice armas para que otros maten y que no era él quien debía juzgarme, sino su Jefe, por Dios, si es que lo tenía; y le aseguré que si después me torturaban no me importaba”, declaró ayer Schell. “Después, sin decir palabra, Von Wernich se levantó. Nunca más lo vi y a los doce días me liberaron”.

El tiempo borró el testimonio de su paso por la mazmorra. Una tarde, con la moneda que los captores habían dejado en el bolsillo de su pantalón, Schell grabó en la pared húmeda de la celda “Mamá” y “Ana”, su novia. “Eran los dos amores de mi vida”, alcanzó a contar a los jueces antes del quebranto inevitable.

Desde hace semanas, sus movimientos como “testigo protegido” son controlados por un sistema de vigilancia satelital, a través de un microchip.

julio 13, 2007

La Corte anuló los indultos !

LOS MIEMBROS DE LA CORTE. EL FALLO SALIO CON CINCO VOTOS A FAVORfuente

Lo resolvió esta tarde. Aunque es en un caso particular, abre el camino para que se anule el perdón a otros represores.

La Corte Suprema de Justicia resolvió esta tarde la anulación de los indultos dictados por el ex presidente Carlos Saúl Menem a favor de represores de la última dictadura militar. Lo hizo en el caso del general Santiago Omar Riveros, ex comandante de Institutos Militares entre 1975 y 1978. Pero este caso impacta sobre la eventual nulidad del resto de los indultos.

Además, los jueces se pronunciaron sobre el caso del ex gobernador tucumano Domingo Bussi: resolvieron que el Congreso no puede negarse a tomarle juramento a un legislador electo. Este caso es el antecedente directo del planteo del ex subcomisario Luis Patti, que aspira a ocupar su banca.

Tres años después del primer fallo que cambió el rumbo del Tribunal en materia de derechos humanos, la Corte confirmó así una resolución de la Cámara de Casación penal. De esta manera, el máximo tribunal cierra un ciclo que inició en 2004, cuando —ya con algunos de los jueces designados por el presidente Néstor Kirchner— declaró en el caso del espía chileno Enrique Arancibia Clavel que los crímenes de lesa humanidad no prescriben. Luego, durante el 2005, en el caso del represor Julio Simón, resolvió inconstitucionales las leyes de Punto Final y Obediencia Debida.

LOS VOTOS

El fallo de la Corte contó con las firmas de los jueces Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti, Helena Highton y Raúl Zaffaroni. Carmen Argibay elaboró un voto propio, con algunos argumentos comunes con el de la mayoría, mientras Carlos Fayt lo hizo en disidencia y Enrique Petracchi se abstuvo.

El caso Riveros es el antecedente que afectará a todos los beneficiados por el decreto 1.002, por el cual Menem indultó en 1989 a militares procesados por homicidios, privaciones ilegales de libertad y otros delitos, en 30 causas. Ellos fueron, entre otros, los tenientes generales Leopoldo Galtieri y Cristino Nicolaides; los generales Juan Bautista Sasiaiñ, José Montes, Andrés Ferrero, Adolfo Sigwald, Jorge Olivera Rovere, Albano Harguindeguy y el ya mencionado Riveros.

En mayo el procurador de la Nación, Esteban Righi, había presentado un dictamen donde avalaba la inconstitucionalidad del decreto 1002. Era el último paso que esperaba la Corte para definirse.


Por las dudas, uno de los jueces se abstuvo, de esta manera no se compromete queda bien con los procesados y por procesar.

Pero el otro arrugó olímpicamente… qué habrá argumentado ?

Pero por fin empieza el DESFILE MILITAR !…. A PONER EL CULO LOS ASESINOS DEL PROCESO !

Blog de WordPress.com.