NO A LA PAPELERA

agosto 28, 2007

En Catamarca también "se cuecen habas"…

FINALIZO EL FESTIVAL SOLIDARIO

Y Catamarca sonó fuerte – Actuaron, entre otros, Spinetta, Bahiano y Juanse. Se hizo para difundir un conflicto por la posesión de tierras.

Con la actuación de Luis Alberto Spinetta, el Bahiano y Los Ratones Paranoicos, el domingo finalizó “Catamarca suena (por las tierras argentinas)”, un festival gratuito que se realizó el fin de semana en el mirador del dique El Jumeal, en las afueras de la capital provincial.

“Tenemos que conservar hasta el fin la tierra de aquéllos que nacieron, vivieron y construyeron acá”, expresó Spinetta desde el escenario. Se refería al motivo de su presencia en el lugar: el festival fue organizado por la Cámara de Senadores catamarqueña para instalar a nivel nacional el conflicto por la posesión de tierras de los campos de Taco Pampa-Merced de Figueroa.

Se trata de la compraventa, en una operación poco clara, de 116.300 hectáreas en el departamento La Paz, en plena zona de Salinas Grandes, en los límites de Catamarca con Córdoba y La Rioja. Unos 170 pequeños productores agropecuarios están asentados en los parajes de El Quimilo, El Silo, San Isidro, San Agustín, San Lorenzo, El Aybal, Casa de Piedras, Las Esquinas y Palo Santo. Sus familias están afincadas en la zona desde hace más de un siglo, y el Estado provincial mantiene escuelas, centros sanitarios, puestos policiales y pequeñas capillas. A fines de 2003, una firma de capitales texanos compró esos campos por 407.050 dólares a seis personas domiciliadas en la Capital Federal y desconocidas por los viejos pobladores. Los vendedores dicen tener los papeles en orden, y se apoyan en la documentación obrante en la Dirección de Catastro de Catamarca.

Para difundir el conflicto y evitar que se repita en otros territorios del país, se convocó a los músicos. Y ellos respondieron con su arte. Spinetta recorrió temas clave de su carrera, como Durazno sangrando, Laura va, Todos estos años de gente y Ana no duerme, y otros más actuales, como Jardín de gente y Cabecita, calesita. Por su parte, el Bahiano cantó temas de su etapa en Los Pericos (Home Sweet Home, Waiting) y covers de Soda Stereo y Los Rodríguez. Pero el que se llevó todas las ovaciones fue Juanse, quien terminó cantando con el torso desnudo trepado a la estructura tubular que sostenía el techo del escenario al aire libre.

El sábado había sido una jornada folclórica. Con la conducción de Bebe Contepomi, abrió el encuentro la cantante catamarqueña Silvia Pacheco, quien interpretó clásicos de la música popular argentina. Luego, Jaime Torres y su banda tocaron carnavalitos, zambas y huaynos. Y el Chango Spasiuk hizo bailar a la gente con títulos como El camino, La ponzoña, Josefina o El prostíbulo. El final fue con ambos juntos, a pura fiesta.

Blog de WordPress.com.