NO A LA PAPELERA

julio 11, 2007

Utilizar la energía del sol – calor gratis

Calor gratis con cartuchos de gaseosa

Hacer una cajón y utilizar envases de aluminio descartable de gaseosa.

Cincuenta latas en cinco columnas de 10 concentrarán el aire hacia arriba.

Apile las latas con las dosis del pegamento y déles bastante tiempo para secarse, mantenga las columnas rectas.

Cerciórese de que usted esté perforando solamente a través de la madera, no los clavos que sostienen la madera unida.

Una vez que se secó todo, pinte cada columna con pintura negra.

Ennegrézcase para absorber lo más mejor posible el calor del sol.

En la tapa, perfore un agujero y dejé una pulgada o dos de espacio entre las tapas de las columnas y la tapa de la caja para flujo de las columnas.

Perfore el agujero del enchufe basado en el diámetro de un poco de manguera de vacío.

Si quiere mejorarlo, tape el frente con un nylon transparente o un vidrio para lograr un efecto invernadero.

















Anuncios

Utilizar la energía del sol – calor gratis

Calor gratis con cartuchos de gaseosa

Hacer una cajón y utilizar envases de aluminio descartable de gaseosa.

Cincuenta latas en cinco columnas de 10 concentrarán el aire hacia arriba.

Apile las latas con las dosis del pegamento y déles bastante tiempo para secarse, mantenga las columnas rectas.

Cerciórese de que usted esté perforando solamente a través de la madera, no los clavos que sostienen la madera unida.

Una vez que se secó todo, pinte cada columna con pintura negra.

Ennegrézcase para absorber lo más mejor posible el calor del sol.

En la tapa, perfore un agujero y dejé una pulgada o dos de espacio entre las tapas de las columnas y la tapa de la caja para flujo de las columnas.

Perfore el agujero del enchufe basado en el diámetro de un poco de manguera de vacío.

Si quiere mejorarlo, tape el frente con un nylon transparente o un vidrio para lograr un efecto invernadero.

julio 9, 2007

Una forma de ahorrar energía

Filed under: ARGENTINA,CALOVECCION,ECOLOGIA,ENERGIA SOLAR,MEDIO AMBIENTE — JORGELANZ @ 9:30 pm

Calentador solar de aire – 22/7/2006 – fuente

Encontré ésta información que será útil para empezar a probar con poco costo, un sistema de calovección solar.

Yo hice algunos proyectos de este tipo y realmente funcionan !

Si quieren ver muchísimos más proyectos de bajo costo, visiten http://www.autosuficiencia.com.ar.



En base al principio de funcionamiento del muro Trombe, proponemos la construcción de este sencillo calentador de aire que puede contribuir con la climatización de la vivienda, invernáculo o criadero de aves.

El principio de funcionamiento es sencillo: básicamente se compone de una cámara forrada con polietileno por cuyo interior fluye aire. El aire frío ingresa al interior del calentador por una abertura inferior calada en la base o piso, mientras que la radiación solar atraviesa el polietileno calentando al aire en su recorrido, desde la base hasta el conducto de entrada al muro. El movimiento del aire se produce por convección.

Sobre el panel que conforma el fondo hemos dispuesto 2 deflectores de terciado con el fin de obligar a la masa de aire a efectuar un recorrido más extenso, de manera que quede expuesto una mayor cantidad de tiempo a la radiación solar. Este flujo de aire hará entonces un recorrido con forma de “S”.

El calentador debe ser colocado enfrentado al sol de manera que éste lo irradie la mayor cantidad de tiempo posible. Las medidas indicadas son orientativas pero se las puede adaptar al caso. Puede amurarse sobre una pared ciega o bien debajo de una ventana, pero siempre separado del piso unos 20 centímetros para no entorpecer el ingreso dela aire.

Con el propósito de abaratar costos lo fabricaremos con listones de pino, terciado y polietileno transparente de 400 micrones de espesor. Consta de 2 cuadros o marcos conformados por listones de sección cuadrada de 1 pulgada, que luego de cortar y presentar sobre la superficie plana del suelo los escuadraremos y atornillaremos entre sí. Conviene realizar un rebaje en los extremos para su mejor encastrado.

Una vez armados ambos cuadros los uniremos entre sí mediante el atornillado de los separadores, del mismo material, de manera tal que el conjunto obtenido represente el esqueleto del calentador. Paso seguido clavaremos la lámina de terciado que conformará el piso, a la que le habremos calado previamente la correspondiente abertura para el ingreso del aire. Conviene pegar sobre esta abertura, del lado interno, un trozo de tela mosquitero para evitar el ingreso de insectos.

A continuación calaremos la abertura para la salida del aire sobre la placa de terciado que conformará el fondo. Luego pegaremos con cola de carpintero los deflectores, clavando y pegando previamente 2 listones enfrentados pero dejando una separación entre ellos para que encaje cada deflector, también pegado. Notar aquí que el deflector superior va ubicado sobre el margen izquierdo, mientras el inferior sobre el derecho. Finalmente clavaremos el fondo con los deflectores orientados hacia adentro.

En cuanto al conducto que atravesará el muro a fin de unir el calentador con la vivienda, puede hacerse con terciado o bien con chapa galvanizada. Si es de chapa, se le pueden conformar pestañas como lo muestra el croquis, de manera tal que pueda ser introducido por dentro del calentador pegando estas pestañas al fondo de terciado. Si es de terciado evitar mojar con agua al momento de sellar el boquete.

Dicho conducto deberá tener una longitud conforme el grueso del muro, previendo dejar un par de centímetros para que calce dentro del calentador. Luego, si sobresale en exceso en el interior de la vivienda, podrá ajustarse recortando el excedente.

Antes de cerrar con el film, se pintarán los terciados (fondo y piso) con pintura negro mate. Por último resta sellar el esqueleto con el film de polietileno. Antes de cortarlo medir los lados con precisión, aumentando la medida con un par de milímetros extra. Presentar el film de manera que quede bien tensado, colocando previamente cola y clavando con finos clavos tipo cajonero o tachuelas sobre el marco, primero el borde superior, luego el inferior y posteriormente los laterales. Finalmente puede clavarse un listón en todo el perímetro, tapando la línea de tachuelas para darle terminación.

Tomar las medidas para efectuar el boquete de manera tal que coincida luego con la abertura de salida de aire calada en el fondo. Para darle terminación al conducto de salida ubicado en el interior de la vivienda, se puede colocar una rejilla con aletas regulables de manera tal que en verano pueda impedirse el ingreso del aire caliente. Pintar las molduras que queden al exterior con sintético o barniz para protegerlas del agua.

Tener presente que cuanto más grande sea el volumen del calentador y mayor el recorrido del flujo del aire en su interior, mayor rendimiento tendrá el mismo, por consiguiente la temperatura será mayor. Llegado el caso se le puede adicionar un pequeño ventilador eléctrico para incrementar el caudal, pero teniendo en cuenta que si el caudal es excesivo no le dará suficiente tiempo al aire para calentarse. (recordar que el caudal de un ventilador viene dado por la velocidad de rotación y el paso de las aspas, es decir el volumen de aire que mueve por cada revolución).

Medidas indicativas: el ancho puede ser el mismo que tenga la ventana; la altura puede ser la distancia entre el marco inferior de la ventana y el piso, menos 20 centímetros de separación para el libre ingreso del aire; la profundidad puede tener entre 25 y 30 centímetros.

En cuanto a los deflectores cabe decir que tendrán la misma profundidad antes indicada, a la que se le restará 2 veces el ancho del tirantillo que conforma el marco, de manera tal que no sobresalga del plano conformado por el film.

Si se advierte que el conjunto sobresale excesivamente del plano de la pared con riesgo de ser embestido por personas o animales, o si se le confieren medidas más amplias que las indicadas, o si se emplea un material más pesado, será conveniente dotarlo de un par de patas de apoyo, de 20 centímetros de longitud, colocadas en los vértices frontales. Por cualquier consulta quedo siempre a disposición.

Por Abel R. Bettinsoli – arbettsoli@hotmail.com

Una forma de ahorrar energía

Filed under: CALOVECCION,ECOLOGIA,ENERGIA,MEDIOAMBIENTE,SOLAR — JORGELANZ @ 9:00 pm

Calentador solar de aire – 22/7/2006 – fuente

Encontré ésta información que será útil para empezar a probar con poco costo, un sistema de calovección solar.

Yo hice algunos proyectos de este tipo y realmente funcionan !

Si quieren ver muchísimos más proyectos de bajo costo, visiten http://www.autosuficiencia.com.ar.

En base al principio de funcionamiento del muro Trombe, proponemos la construcción de este sencillo calentador de aire que puede contribuir con la climatización de la vivienda, invernáculo o criadero de aves.

El principio de funcionamiento es sencillo: básicamente se compone de una cámara forrada con polietileno por cuyo interior fluye aire. El aire frío ingresa al interior del calentador por una abertura inferior calada en la base o piso, mientras que la radiación solar atraviesa el polietileno calentando al aire en su recorrido, desde la base hasta el conducto de entrada al muro. El movimiento del aire se produce por convección.

Sobre el panel que conforma el fondo hemos dispuesto 2 deflectores de terciado con el fin de obligar a la masa de aire a efectuar un recorrido más extenso, de manera que quede expuesto una mayor cantidad de tiempo a la radiación solar. Este flujo de aire hará entonces un recorrido con forma de “S”.

El calentador debe ser colocado enfrentado al sol de manera que éste lo irradie la mayor cantidad de tiempo posible. Las medidas indicadas son orientativas pero se las puede adaptar al caso. Puede amurarse sobre una pared ciega o bien debajo de una ventana, pero siempre separado del piso unos 20 centímetros para no entorpecer el ingreso dela aire.

Con el propósito de abaratar costos lo fabricaremos con listones de pino, terciado y polietileno transparente de 400 micrones de espesor. Consta de 2 cuadros o marcos conformados por listones de sección cuadrada de 1 pulgada, que luego de cortar y presentar sobre la superficie plana del suelo los escuadraremos y atornillaremos entre sí. Conviene realizar un rebaje en los extremos para su mejor encastrado.

Una vez armados ambos cuadros los uniremos entre sí mediante el atornillado de los separadores, del mismo material, de manera tal que el conjunto obtenido represente el esqueleto del calentador. Paso seguido clavaremos la lámina de terciado que conformará el piso, a la que le habremos calado previamente la correspondiente abertura para el ingreso del aire. Conviene pegar sobre esta abertura, del lado interno, un trozo de tela mosquitero para evitar el ingreso de insectos.

A continuación calaremos la abertura para la salida del aire sobre la placa de terciado que conformará el fondo. Luego pegaremos con cola de carpintero los deflectores, clavando y pegando previamente 2 listones enfrentados pero dejando una separación entre ellos para que encaje cada deflector, también pegado. Notar aquí que el deflector superior va ubicado sobre el margen izquierdo, mientras el inferior sobre el derecho. Finalmente clavaremos el fondo con los deflectores orientados hacia adentro.

En cuanto al conducto que atravesará el muro a fin de unir el calentador con la vivienda, puede hacerse con terciado o bien con chapa galvanizada. Si es de chapa, se le pueden conformar pestañas como lo muestra el croquis, de manera tal que pueda ser introducido por dentro del calentador pegando estas pestañas al fondo de terciado. Si es de terciado evitar mojar con agua al momento de sellar el boquete.

Dicho conducto deberá tener una longitud conforme el grueso del muro, previendo dejar un par de centímetros para que calce dentro del calentador. Luego, si sobresale en exceso en el interior de la vivienda, podrá ajustarse recortando el excedente.

Antes de cerrar con el film, se pintarán los terciados (fondo y piso) con pintura negro mate. Por último resta sellar el esqueleto con el film de polietileno. Antes de cortarlo medir los lados con precisión, aumentando la medida con un par de milímetros extra. Presentar el film de manera que quede bien tensado, colocando previamente cola y clavando con finos clavos tipo cajonero o tachuelas sobre el marco, primero el borde superior, luego el inferior y posteriormente los laterales. Finalmente puede clavarse un listón en todo el perímetro, tapando la línea de tachuelas para darle terminación.

Tomar las medidas para efectuar el boquete de manera tal que coincida luego con la abertura de salida de aire calada en el fondo. Para darle terminación al conducto de salida ubicado en el interior de la vivienda, se puede colocar una rejilla con aletas regulables de manera tal que en verano pueda impedirse el ingreso del aire caliente. Pintar las molduras que queden al exterior con sintético o barniz para protegerlas del agua.

Tener presente que cuanto más grande sea el volumen del calentador y mayor el recorrido del flujo del aire en su interior, mayor rendimiento tendrá el mismo, por consiguiente la temperatura será mayor. Llegado el caso se le puede adicionar un pequeño ventilador eléctrico para incrementar el caudal, pero teniendo en cuenta que si el caudal es excesivo no le dará suficiente tiempo al aire para calentarse. (recordar que el caudal de un ventilador viene dado por la velocidad de rotación y el paso de las aspas, es decir el volumen de aire que mueve por cada revolución).

Medidas indicativas: el ancho puede ser el mismo que tenga la ventana; la altura puede ser la distancia entre el marco inferior de la ventana y el piso, menos 20 centímetros de separación para el libre ingreso del aire; la profundidad puede tener entre 25 y 30 centímetros.

En cuanto a los deflectores cabe decir que tendrán la misma profundidad antes indicada, a la que se le restará 2 veces el ancho del tirantillo que conforma el marco, de manera tal que no sobresalga del plano conformado por el film.

Si se advierte que el conjunto sobresale excesivamente del plano de la pared con riesgo de ser embestido por personas o animales, o si se le confieren medidas más amplias que las indicadas, o si se emplea un material más pesado, será conveniente dotarlo de un par de patas de apoyo, de 20 centímetros de longitud, colocadas en los vértices frontales. Por cualquier consulta quedo siempre a disposición.

Por Abel R. Bettinsoli – arbettsoli@hotmail.com

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.