NO A LA PAPELERA

octubre 30, 2007

Continúa el juicio oral por la ESMA con más testimonios contra el represor Febres

La cuarta jornada del proceso oral abrirá con el sobreviviente Ricardo Coquet, que fue secuestrado el 10 de mayo de 1977 y liberado en diciembre de 1978. El ex prefecto es juzgado por cuatro casos de torturas cometidos en la Escuela de Mecánica.

El juicio oral contra el represor Héctor Febres por delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA durante la última dictadura se reanudará hoy con cinco testigos, entre ellos el secretario de Culto de la Nación Guillermo Oliveri.

El Tribunal Oral Federal 5 retomará las audiencias luego de una semana donde se escucharon dichos de sobrevivientes de ese centro clandestino de detención que complicaron la situación del ex prefecto Febres.

La cuarta jornada del proceso oral abrirá con el sobreviviente Ricardo Coquet, que fue secuestrado el 10 de mayo de 1977 y liberado en diciembre de 1978.

Coquet podría perjudicar aún más a Febres si ratifica lo dicho en medios periodísticos referido a que fue el entonces represor quien le preguntó “si sabía hacer la bandera de Montoneros”.

Según el sobreviviente este estandarte habría sido usado para preparar un escenario que buscaba hacer creer que las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet había sido secuestradas por esta agrupación y no por la dictadura, como realmente ocurrió.

Para las 11 está convocado el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, quien estuvo secuestrado en la Escuela de Mecánica de la Armada con su esposa.

La jornada se completará con otros testimonios, como los de Lucrecia de Margari, María Sarralde y Cristina Aldini. Esta última permaneció en el centro clandestino de detención del 5 de diciembre de 1978 a junio de 1979, cuando fue liberada “bajo vigilancia” hasta 1983.

La sobreviviente ya declaró en otras ocasiones que Febres “sabe donde están” bebés robados en la ESMA.

Febres es juzgado por cuatro casos de torturas cometidos en la Escuela de Mecánica, en el primer juicio oral por delitos de lesa humanidad en ese centro clandestino.

(fuente)

Anuncios

septiembre 14, 2007

Dónde está "el flaquito" Bergoglio ahora ?

EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ, UNO DE LOS ULTIMOS TESTIGOS

Pérez Esquivel: “Era imposible dialogar entonces con la Iglesia”

Adolfo Pérez Esquivel declaró ayer en el juicio al sacerdote Christian Von Wernich que era imposible plantearle a la jerarquía eclesiástica de 1976 en adelante que interviniera “para que cesaran las permanentes violaciones a los derechos humanos cometidos por fuerzas de la represión”.

Ya como titular del Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ) Esquivel aseguró haber intentado “motivar a la Iglesia para que nos ayudara en la búsqueda de los desaparecidos. Pero nunca logré resultados”. Pérez Esquivel declaró ayer en la última audiencia testimonial del juicio al ex capellán de la bonaerense durante el virtual reinado como jefe de esa fuerza del coronel Ramón Camps.

“El caso de Von Wernich -dijo Pérez Esquivel- no fue un hecho aislado, ya que hubo compromisos, concepciones ideológicas, intereses que han llevado lamentablemente a sectores de la Iglesia a comprometerse con la dictadura y con la represión”.

También recordó dos de sus numerosas entrevistas. Una con el Papa Juan Pablo II y otra con el entonces nuncio Pío Laghi. La del Papa, “no fue una reunión feliz, hizo un recibimiento muy frío y me dijo que también me tenía que ocupar por los chicos del mundo comunista”. Pérez Esquivel habló con Pío Laghi “para pedirle ayuda y me contestó que no podía hacer lo que los obispos argentinos no quieren hacer. Con la jerarquía de la Iglesia Católica nunca tuvimos respuesta y lo mismo ocurrió cuando quisimos llegar a la Conferencia Episcopal argentina”.

El mismo secuestrado por un “grupo de tareas” de la dictadura, Pérez Esquivel declaró que durante el gobierno militar “hubo muchas luces y sombras en la Iglesia. Los claroscuros fueron aquellos que pudiendo hacer algo, no lo hicieron y miraron para otro lado, ya sea por miedo, por indiferencia o por complicidad”.

También admitió haber sobrevivido a uno de los “vuelos de la muerte”, en los que los secuestrados eran arrojados con vida a las aguas del Río de la Plata.
fuente

No te da una profunda indignación y asco, esta información?

Dónde está la iglesia argentina ahora y el máximo “tira petardos” de Bergoglio?

Basta de la hipocresía de la iglesia sactólica argentina !

septiembre 13, 2007

SACERDOTE CATÓLICO MENTIROSO !

Von Wernich: detienen a un cura por falso testimonio

El fiscal federal Carlos Dulau Dumm pidió la detención del párroco de Trenque Lauquen, Pedro Traveset, por contradicciones en su careo en el marco del juicio que se le sigue en esta capital a l ex capellán policial

El fiscal solicitó al Tribunal la medida tras un careo que se realizó entre el sacerdote y el testigo Daniel Rossi sobre el destino del estudiante universitario Eduardo Luegones, desaparecido en 1976.

Rossi había dicho que Traveset le había comentado que sabía de las desapariciones de personas durante la última dictadura, pero el sacerdote declaró en el juicio que recién se había enterado en 1992 de lo ocurrido entre 1976 y 1983.

“Incongruencias”
Traveset, de 75 años, luego de carearse con el testigo Daniel Rossi, habría manifestado “incongruencias” respecto de su anterior declaración ante el tribunal, ocurrida el lunes último.

El fiscal pidió la detención del cura luego de un careo con un amigo suyo, el testigo Héctor Daniel Rossi, quien había declarado que el sacerdote, cuando ejercía funciones en la diócesis de 9 de Julio, le dijo que Von Wernich aconsejó que no buscara más a un detenido de la dictadura porque ya no vivía.

La víctima era Eduardo Lugones, un estudiante de medicina secuestrado por las fuerzas de la represión en presencia de Rossi. El lunes pasado Traveset había negado rotundamente esa versión.

Hoy, en el careo, el sacerdote dijo que no tenía conciencia de esa situación pero no descartó que hubiera ocurrido, aunque admitió que sí tuvo conocimiento de la desaparición de Lugones.

El cura también dijo que no había visitado a sacerdotes presos pero reconoció que visitó a Von Wernich en dos oportunidades. El fiscal consideró que hubo “incongruencias” de Traveset y por ello pidió su detención por falso testimonio.

No hagan olas que la mierda nos ahoga !

Acusan a iglesia argentina de indiferencia ante violaciones DD.HH

Buenos Aires, 13 sep (PL) El Premio Nobel de la Paz 1980, Adolfo Pérez Esquivel, acusó hoy a la Iglesia católica de ser indiferente ante las violaciones de los derechos humanos perpetradas durante la última dictadura militar argentina (1976-83).

“Nunca tuvimos respuestas y lo mismo ocurrió cuando tratamos de llegar a la Conferencia Episcopal argentina”, denunció Pérez Esquivel al testificar en el juicio que desde el pasado 5 de julio se le sigue al ex capellán policial Christian Von Wernich por siete homicidios, 31 casos de torturas y 42 privaciones ilegales de la libertad.

Reveló que como titular del Servicio Paz y Justicia (SERPAJ) intentó durante el régimen castrense “motivar a la Iglesia para que ayudara en la búsqueda de los desaparecidos”, pero, puntualizó, nunca logró resultados.

Se definió como “un sobreviviente de los vuelos de la muerte”

que protagonizaban por esa época los militares para arrojar al mar o ríos a prisioneros políticos.

Recordó que en 1984 mantuvo un encuentro con el Papa Juan Pablo II, a quien entregó un informe con el detalle de 84 niños desaparecidos.

“No fue una reunión feliz”, dijo el pacifista argentino y agregó que el Santo Pontífice “hizo un recibimiento muy frío”.

En otra parte de su testimonio, relató sobre otra reunión con Pío Laghi, quien se desempeñaba como Nuncio Apostólico, para “pedirle ayuda y contestó que no podía hacer lo que los obispos argentinos no quieren hacer”.

Sin embargo, el Premio Nobel aclaró que hubo excepciones y mencionó a los obispos Jorge Novak y Miguel Hesayne.

Fuentes judiciales informaron que el tribunal que procesa a Von Wernich realizará a partir del próximo 21 de septiembre inspecciones oculares en cinco lugares donde funcionaron centros clandestinos de detención y componen el denominado Circuito Camps.

Previo a tales reconocimientos, los miembros del Tribunal Oral Federal 1 de la ciudad de La Plata, vecina a Buenos Aires, tomarán declaración el día 19 a Elena Taybo de Pettiná, madre de un estudiante desaparecido.

El cronograma del juicio continuará con otras indagaciones y los alegatos serán la semana del 8 al 12 de octubre para que después la corte emita sentencia contra el ex sacerdote.


Qué lindo sería que allanen las oficinas de la Nunciatura Apostólica !

julio 9, 2007

Juicio contra la cúpula del Comando de Inteligencia 601

Mañana 10 de julio de 2007 serán juzgados otros criminales del proceso – 09/07/2007fuente

La causa en la que se investiga la desaparición de los militantes montoneros que ingresaron en el país en 1980 se rige por el Código viejo, lo que implica que no habrá juicio oral. Pero se realizarán audiencias públicas en las que se escuchará a los testigos, que comenzarán el 10 de julio. El juez tendrá luego cuarenta días para dar a conocer la sentencia.

Diez represores que actuaron en el Batallón de Inteligencia 601 están cerca de conocer su sentencia. Están acusados en la causa en la que se investiga la desaparición de un grupo de militantes montoneros que fueron secuestrados al regresar al país en el marco de la operación de “contraofensiva”. El expediente se rige por el Código viejo, lo que implica que no se realizará un juicio oral. Sin embargo, a pedido de las partes, serán públicas las últimas audiencias de testigos, que comenzarán el próximo 10 de julio. Luego, el juez Ariel Lijo tendrá cuarenta días para dar su veredicto.

En octubre de 1997, en el programa del mediodía de Mauro Viale, un sargento retirado del Ejército llamado Nelson Ramón González aseguró que Ricardo Zucker –hijo del actor Marcos Zucker– estaba enterrado en Campo de Mayo y que el Ejército lo perseguía porque tenía “listas”. Zucker había sido secuestrado en febrero de 1980, luego de que regresara al país desde Madrid, donde estaba exiliado. Su esposa, Marta Libenson, y Julio César Genoud fueron apresados con él. Todos habían vuelto a Argentina como parte del plan de la conducción de la agrupación Montoneros de tratar de reiniciar la lucha contra los militares.

La sorpresiva aparición de aquel “arrepentido” hizo que se comenzara una investigación sobre el destino de quince personas que fueron secuestradas entre fines del ’79 y principios del ’80. En 2002 el juez federal Claudio Bonadío reactivó el caso, ordenó detener a cuarenta represores y declaró la inconstitucionalidad de las leyes de punto final y obediencia debida.

En estos cinco años, la causa tuvo idas y vueltas. Bonadío fue apartado del expediente después de arrestar a los ex dirigentes montoneros Fernando Vaca Narvaja y Roberto Perdía por considerarlos partícipes necesarios de la desaparición de los militantes de su agrupación. El caso fue dividido y se iniciaron causas separadas que quedaron a cargo de distintos juicios. Ahora, finalmente, diez de aquellos represores, entre los que está la plana mayor del Batallón de inteligencia 601, recibirán su sentencia.

Los acusados son: Jorge Luis Arias Duval, que fue jefe de la Central de Reunión del 601 y responsable del grupo de tareas 2, que llevó a cabo los secuestros que se investigan en esta causa; Julio César Bellene, que fue segundo jefe del Batallón 601 entre 1978 y 1981 y pasó a ser jefe hasta 1984; Juan Carlos Gualco, Carlos Gustavo Fontana y Waldo Carmen Roldán, también de la conducción del 601. Además, Santiago Manuel Hoya, personal civil de inteligencia; Antonio Herminio Simón, que fue jefe del destacamento de inteligencia 123 de Paso de los Libres, y Julio Héctor Simón, que fue personal civil de inteligencia del 601 luego de ser secuestrador y torturador de varios centros clandestinos. Este Simón, alias El Turco Julián, fue condenado el año pasado por el secuestro de la familia Poblete.

Los otros dos represores involucrados en estos hechos son Cristino Nicolaides, ex comandante del III Cuerpo de Ejército, y Pascual Omar Guerrieri, ex jefe de la central de operaciones del 601. En un acto realizado en 25 de abril de 1981, Nicolaides dio cuenta del secuestro de quienes habían participado de la contraofensiva: dijo que dos células de entre 10 y 14 hombres habían logrado ingresar en el país y que habían sido aniquilados. Guerrieri, a quien Bonadío consideró creador del grupo de tareas 2, fue sorprendido el año pasado cuando violaba el arresto domiciliario. El represor se presentó en el Regimiento de Patricios para pedir “asilo” porque había periodistas en la puerta de su casa. Le dijeron que no y fue filmado en la calle cuando debía estar en su departamento. El juez Lijo, que ya estaba a cargo del caso, y el magistrado de Rosario Omar Digerónimo lo mandaron al penal de Marcos Paz. Pero el represor estuvo allí sólo un año. Los dos jueces decidieron a principios de este año que, por motivos de salud, el hombre volviera a su casa.

Las audiencias del juicio contra estos diez represores comenzarán el 10 de julio próximo. Durante cuatro días, 19 personas darán su último testimonio antes del veredicto. Entre los convocados hay familiares de las víctimas –entre ellos el secretario de derechos humanos de la provincia de Buenos Aires, Edgardo Binstock–, el dirigente peronista Juan Carlos Dante Gullo y el diputado Miguel Bonasso. Sólo resta definir si Silvia Tolchinsky, que estuvo secuestrada y vio a algunos de los desaparecidos en Campo de Mayo, vendrá al país o declarará a través del consulado o la embajada en Madrid. Tolchinsky vive en España y en el juicio también se juzga las torturas a las que fue sometida y su reducción a la servidumbre. Como la causa se rige por el Código viejo, las acusaciones ya están hechas. Los fiscales Jorge Alvarez Berlanda y Oscar Amirante pidieron 25 años de prisión para todos los acusados por los delitos de asociación ilícita, privación ilegal de la libertad, apremios ilegales y torturas. La abogada Carolina Varsky, del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), solicitó la pena máxima para todos los represores.

Comienza el juicio a nueve represores – 10/07/2007

Los ex militares estaban comandados por Cristino Nicolaides y están acusados del secuestro y la desaparición de militantes montoneros durante la conocida “contraofensiva” de 1979. Desde la anulación de las Leyes del Perdón, esta es la primera vez que son juzgados ex militares, ya que hasta ahora los acusados habían sido policías.

Por primera vez desde que se anularon las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, comenzarán a ser juzgados hoy nueve ex militares. Están acusados del secuestro y desaparición de varios militantes montoneros que entre fines de 1979 y comienzos de 1980 ingresaron al país para la denominada “contraofensiva”.

Esta mañana, en los Tribunales ubicados en Talcahuano 550, comenzarán a declarar ante el juez federal Ariel Lijo los testigos y durante toda la semana habrá audiencias. El grupo de militares investigado estaba encabezado por el ex jefe del Ejército Cristino Nicolaides.

Se investigan los secuestros de seis militantes montoneros que volvían al país para la “contraofensiva” y terminaron descubiertos por las fuerzas militares. Ellos son Julio Genoud, Verónica Cabilla, Angel Carvajal, Lía Guangiroli, Ricardo Zucker y Silvia Tolchinsky. Salvo esta última, todos permanecen desaparecidos.

La originalidad de este caso es que es el primero en el que se juzga a ex militares. Hasta ahora, los juicios que hubo desde la reapertura de las causas por violaciones de los derechos humanos durante la dictadura tuvieron como acusados -y condenados- a policías. Así pasó el año pasado con Julio Simón (alias “el Turco Julián”) y el ex comisario Miguel Etchecolatz. El otro juicio en marcha es contra el ex capellán policial Christian Von Wernich, en La Plata.

El juez tomará cuatro jornadas de declaraciones hasta el viernes y luego seguirá el 19 de este mes, hasta completar una nómina de diecinueve testigos ofrecidos, entre quienes están el diputado Miguel Bonasso, Juan Carlos Dante Gullo y el secretario de derechos humanos bonaerense Edgardo Binstok.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.