NO A LA PAPELERA

octubre 27, 2007

TABARE VAZQUEZ DEFIENDE INTERESES EXTRANJEROS – BOTNIA PROTEGIDA POR PREFECTURA URUGUAYA

Manifestantes entrerrianos chocan con guardacostas uruguayos en una protesta contra Botnia – 27/10/2007

No abandonan la lucha. Los asambleistas de Gualeguaychú se lo dejaron en claro a la pastera de capital finlandés.

Télam Dos guardacostas de la prefectura naval uruguaya intentaron sin éxito desviar a jurisdicción uruguaya hoy el barco que encabezó la protesta náutica que realizaron asambleístas de Gualeguaychú en el río Uruguay, en rechazo por la instalación de la pastera de Botnia en Fray Bentos.

Los guardacostas uruguayos salieron al cruce del barco entrerriano, que lucía una bandera mitad “pirata” y mitad finlandesa, pero desistieron en su cometido ante la intervención de guardacostas argentinos.

Durante el episodio, los asambleístas observaron cómo un efectivo de la prefectura uruguaya cayó al agua, en medio de confusión y nerviosismo.

El barco con que los asambleístas concretaron la protesta contra Botnia -a la par de realizaba un cacerolazo sobre el puente binacional general San Martín- está matriculado como “Pampero” y tiene 10 metros de largo por 3 de ancho y es propiedad de un vecino de Gualeguaychú.

Por otra parte, la Asamblea sugirió este viernes a “empresarios y gobiernos de la Unión Europea (UE) que “vayan organizando la retirada de proyectos como el de Botnia”, la pastera montada en Fray Bentos, pues “jamás” le otorgarán “la licencia social”.

La Asamblea hizo esta advertencia en una proclama que fue leída durante la jornada de protesta que los activistas entrerrianos realizaron hoy en el puente binacional General San Martín, en aguas del río Uruguay y frente a las oficinas porteñas de la UE.

“Vayan organizando la retirada de proyectos como el de Botnia y otros semejantes, porque los pueblos de América Del Sur seguiremos protagonizando la defensa de nuestros recursos naturales y de los seres humanos que vivimos en esta región del planeta”, expresa la Asamblea en el documento.

Agrega, en el mismo sentido: “Seguiremos firmes en esta Asamblea Ciudadana Ambiental, en la Unión de Asambleas Ciudadanas, en la Asamblea Regional de Uruguay y Argentina, y en muchas otras instituciones y grupos humanos que estamos consustanciados con esta causa. Sepan que jamás les otorgaremos la licencia social para este tipo de emprendimientos”.

“Hoy vemos con claridad que ustedes buscan sacarse de encima los efectos negativos que genera la carrera industrial y de consumo, producto de sus necesidades suntuosas”, asevera la Asamblea en el mismo texto.

En la continuidad de esa idea, se sostiene que “así es como estados europeos y del primer mundo y corporaciones económicas multinacionales pretenden venir aquí, a nuestro lugar de vida, para apropiarse de las riquezas naturales que produce esta zona del planeta, generando un verdadero saqueo, y dejando una grave contaminación”.

“Sabemos que el saqueo al que nos someten no lo podrían llevar a cabo sin la complicidad de nuestros gobernantes que se debaten en la maraña de los compromisos adquiridos por ellos mismos y por sus antecesores”, apunta la proclama leída en Gualeguaychú. Finalmente, el documento indica:

“A ustedes empresarios y gobiernos de la Unión Europea y a los gobiernos del llamado primer mundo y a los gobiernos cómplices de nuestra región, les decimos: sepan que los pueblos seguiremos de pie, luchando con dignidad contra el saqueo y el avasallamiento contaminante”.

Mientras que vecinos de Gualeguaychú hacían su cacerolazo en el puente internacional General San Martín, cortado desde noviembre último, y una marcha náutica en el río Uruguay; vecinos de la Ciudad de Buenos Aires hacían lo propio frente al edificio que la UE tiene en Ayacucho al 1500.

Los asambleístas porteños, acompañados por una delegación de Gualeguaychú y otra de los departamentos uruguayos de Soriano y Colonia, realizaron su ruidosa protesta frente al edificio de Ayacucho 1537, donde se encuentras la oficinas de la UE; tras lo cual dieron una “charla informativa” en la Plaza de los Dos Congresos.

“Escrachamos a la Unión Europea porque anunció que desembarcaba en Fray Bentos para rubricar los intereses de inversiones en la finesa Botnia”, explicó Daniel Pérez Molemberg, otro referente de la Asamblea de Gualeguaychú.

En tanto remarcó que “los ciudadanos uruguayos vinieron especialmente desde Nueva Palmira, Tararira, Agraciada y Melo para defender el Uruguay natural”, y subrayó que “están despertándose en esta situación y se oponen a la contaminación ambiental transfronteriza”.

(fuente)

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.