NO A LA PAPELERA

septiembre 14, 2007

La lista roja 2007

SE CONOCIO AYER LA LISTA ROJA 2007 DE LA UNION INTERNACIONAL PARA LA CONSERVACION DE LA NATURALEZA (UICN)

Hay otras 188 especies en peligro

Delfín Baiji. Este raro espécimen acuático fue incluido también en la voluminosa Lista Roja 2007 de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

La Argentina también es zona de riesgo

La Lista Roja de las especies en peligro de extinción correspondiente a este año vino con pésimas noticias: incluye 16.306 especies amenazadas, casi 200 más que en 2006. La actualización de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) trae una sola buena noticia, aunque relativa: la cotorra de Mauricio, que se hallaba en peligro crítico, pasó a estar “apenas” amenazada.

Se ignora el número total de especies del planeta. La estimación más aceptada es la de 15 millones, aunque en la actualidad se conocen entre 1,7 y 1,8 millón de especies. La Lista Roja de la UICN está reconocida como la evaluación más efectiva del estado de especies animales y vegetales en el mundo; ya cuenta con 41.415.

Uno de cada cuatro mamíferos, una de cada ocho aves, un tercio de todos los anfibios y el 70% de las plantas que han sido evaluados en la Lista Roja 2007 están en situación de riesgo.

Estos datos muestran “que los valiosos esfuerzos realizados hasta ahora para proteger a las especies no son suficientes —señaló la directora general de la UICN, Julia Marton-Lefèvre—. El ritmo de pérdida de la biodiversidad está aumentando y necesitamos actuar ya para reducirlo de manera significativa e impedir esta crisis global de la extinción”.

La UICN establece cinco categorías, en orden descendente de riesgo: extinto o extinto en estado silvestre; en peligro crítico, en peligro y vulnerable (especies amenazadas de extinción total); casi amenazado; preocupación menor (riesgo bajo de extinción); y datos insuficientes (especies no evaluadas debido a la escasez de datos).

Los corales, evaluados por primera vez, fueron agregados a la Lista Roja. Diez de ellos son de las islas Galápagos —uno probablemente extinto—, como también 74 algas. Las principales amenazas provienen de los efectos de El Niño y del cambio climático.

El delfín del río Yangtzé (China) se halla en peligro crítico, y probablemente ya haya desaparecido, debido a la pesca, el tráfico fluvial y la contaminación. El cocodrilo de India y Nepal, el gavial, también pasó a esa categoría: de los 436 adultos reproductores que había en 1997, en 2006 sólo quedaban 182, a causa de la degradación de su hábitat.

La situación de los grandes simios ha empeorado: “Podríamos ponerlos a todos en dos o tres estadios de fútbol”, resumió Russ Mittermeier, jefe del grupo de especialistas en primates de la UICN. El gorila de las tierras bajas ha sido diezmado debido al comercio de carne silvestre y al virus del Ebola. Los orangutanes de Sumatra y de Borneo casi no tienen bosques, talados para cultivar palmera aceitera.

Este año, la Lista Roja incluye 9.956 aves, de las que 1.217 están amenazadas. Alarma la rápida disminución de buitres en Asia y en Africa: el egipcio, por comer restos de ganado tratado con diclofenac; y otras tres especies africanas, por pérdida de hábitat, merma de mamíferos silvestres y choques con cables eléctricos.

En el inventario hay 10.930 especies de América del Sur, de las que 29 ya desaparecieron, y otras seis ya no se encuentran en estado silvestre. Las especies amenazadas en el continente suman 4.118, a causa de pérdida del hábitat, condiciones de pobreza y uso no sostenible de los recursos humanos, como la caoba y el cedro. En la Argentina hay 1.684 especies en la nómina, de las que 194 se hallan amenazadas.

En la Lista Roja hay ahora 12.043 plantas, de las cuales 8.447 están consideradas como amenazadas. La begonia de tallo lanoso, que crecía en Malasia, ha sido declarada extinta. Y el albaricoque silvestre, de Asia Central, figura como especie en peligro.

La UICN recuerda que son los seres humanos, directa o indirectamente, la principal causa de la declinación de la mayoría de las especies. “La destrucción y degradación del hábitat sigue siendo la principal causa de dicha declinación, junto con otras amenazas que nos son muy familiares, como las especies invasoras, la recolección insostenible, la caza excesiva, la contaminación y las enfermedades —señala el informe—. Cada vez se reconoce más que el cambio climático es una seria amenaza que puede aumentar los peligros antes mencionados” – fuente

Blog de WordPress.com.